Fue el caso que más resonó en los grupos y redes cannábicas dentro del nuevo paradigma ReProCann (Registro del Programa de Cannabis). La detención de Danilo Venegas, un joven cultivador de 25 años de Allen provincia de Río Negro, viralizó el repudio de la paradoja por tener un sistema que te autorice a plantar, con fiscales y fuerzas de seguridad que siguen allanado domicilios sin corroborar el registro.

A dos de meses del injusto allanamiento, Danilo cuenta orgullosamente que forma parte del grupo Presos y Presas por Plantar (PPP Arg), un esquema solidario que conecta personas cursando detención o causas judiciales por plantar para tratar de ayudarse tanto en conseguir asesoramiento legal, dar información sobre el exterior, contener y ser un puente familiar.

Presos y Presas por Plantar se conformó de manera voluntaria en 2021.

“Sin darme cuenta todo lo que hice por la planta me está volviendo. El caso me empujó al activismo”, afirma Danilo. De bajo perfil, dedicaba su tiempo libre al invernadero que armó de forma muy prolija y aplicada para cultivar, pero la reconversión del episodio lo impulsó a profundizar su relación con la planta: “No lo puedo creer, siempre cultive muy tranquilo sin tanto idealismo, pero esto me terminó de posicionar y tomar una postura más convincente con lo que creo”.

«El caso me empujó al activismo. Esto me terminó de posicionar y tomar una postura más convincente con lo que creo”

Danilo Venegas, imputado.

El naciente Grupo PPP, conformado haces dos meses, busca exponer los casos injustos para que tomen relevancia y visibilidad en la comunidad cannábica: “Muchos detenidos y detenidas hacen lo que pueden, con lo que pueden, porque en muchas cárceles no permiten el uso de celulares. Por eso decidimos hacer todos los jueves un vivo exponiendo un caso, con un familiar, referentes de organizaciones de la zona y un abogado o abogada abocada al tema”, nos explica la abogada Nadia Gabriela Podsiadlo, quien representa a PPP Arg.

«Decidimos hacer todos los jueves un vivo exponiendo un caso, con un familiar, referentes de organizaciones de la zona y un abogadx abocado al tema”

Nadia Podsiadlo, abogada.
Facebook: ppp.arg / Instagram: @ppp.arg

Presos y Presas por Plantar está en crecimiento, su lema “Basta de presxs por cultivar” es transversal a todos los movimientos y agrupaciones cannábicas, tanto es así que en el país vecino les confirmaron que se está formando PPP Uruguay. La figura legal que se les imputa a todos los y las detenidas por plantar es la tenencia con fines de comercialización por la ley 23.737, que conlleva una pena grave de 4 a 15 años de prisión.

Una de las últimas publicaciones del grupo, convoca a marchar al Congreso para cuando Diputados vote la ley de que establece el marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial, aprobada con media sanción por el Senado.
“Creemos que es momento oportuno para solicitar no más presos y presas por plantar. No puede haber regulación con presos, exigimos un indulto ya”, agrega Podsiadlo.

El allanamiento a Danilo Venegas

“Necesitamos llevarnos las plantas”, fue la indicación del oficial cuando Danilo intentaba explicarles que tenía autorización del ReProCann. A partir de allí, el joven entendió que las fuerzas de seguridad tenían que llevarle, al juez Federal Hugo Greca, la orden impartida: “Después se lo explicas al él eso del registro”, lo callaron. “Entraron gritando y apuntándome con armas, rompieron todo el invernadero”, recuerda Danilo, quien además sufre ataques de pánico, diagnostico por el cual hoy tiene habilitada su licencia como paciente. El 14 de mayo, cuando fue allanado, Danilo tenía el certificado que lo avalaba a cultivar para su abuelo que sufre de artrosis, como cultivador solidario.

El invernadero de Danilo junto a la autorización del ReProcann cuando fue allando

Danilo vuelve a aquel día y recuerda, que él se ofreció a sacar las plantas prolijamente para que no se rompan, pero no lo dejaron. Desde el desconocimiento que tienen las fuerzas de seguridad sobre el avance del autocultivo, los agentes contabilizaron 3 plantas en vegetación y 7 plantas en flora. Entonces son 10”, a lo cual el joven intentó explicarle que solo se deben contar las florecidas, como indica el ReProCann, pero obtuvo como respuesta: “Me chupa un huevo, no soy perito”. Algo que si los agentes estarían instruidos, quizás lo hubieran entendido.

El tortuoso día para Danilo terminó con el show mediático de los diarios locales que rápidamente se hicieron eco del caso para titular mediáticamente: Golpe al narcotráfico.
“Me sacaron a la vereda para que toda la gente me vea, los medios locales me grabaron esposado y les dije, ‘me están cagando la vida´”.

Por su trabajo en la política local, Danilo logró contactarse con el ministerio de Salud, quien autoriza los registros en el ReProCann, más precisamente con el Dr. Marcelo Morante, del cual se desprende el dato que el organismo recibe de dos a tres oficios por día consultado si corresponde el certificado con la persona denunciada, pero el caso de Venegas nunca llegó. Por suerte para él, pero no para muchos otros y otras, la detención fue por un par de horas.

Sobre el contexto político es preciso mencionar, que el actual senador de Río Negro, Alberto Edgardo Weretilneck, representó el discurso prohibicionista del último siglo durante la votación en la Cámara alta del proyecto de industrialización: “una droga más dañina que el alcohol y que de trata de una droga de inicio. No estoy de acuerdo en sumarme a ese mensaje de que la marihuana no tiene impacto negativo en las personas”.

Luis Castro Palma

Luis Castro Palma

Periodista - Estudiante de Ciencia Política (UNLaM). Historias de vida - Trama política. Amo leer el diario en papel. River Plate y fútbol amateur con amigos.

Deja una Respuesta